Protección Costera

En el Anillo Vial de Crespo se construyó una protección costera que era indispensable e inaplazable para proteger al barrio Crespo de las recurrentes inundaciones y los daños a viviendas y propiedades causados por el creciente nivel del mar.

Como parte de estas obras se construyeron siete espolones elaborados con más de 150.000 m3 de roca, un muro marginal, un relleno hidráulico de 1,000,000 m3 de arena y una barrera sumergida.

Resultado de esto fue la recuperación y protección de 35 hectáreas de tierra en las que se construyeron las nuevas playas del sector, el paseo marítimo de aproximadamente 14 hectáreas y la infraestructura vial del proyecto.

Este sistema de protección costera fue diseñado para combatir todos los elementos de erosión que afectan las playas de Cartagena, convirtiendo al Anillo Vial de Crespo en un ejemplo a seguir para toda la ciudad.